Una tierna gatita mas amorosa que los seres humanos

El es un joven llamado Keli Keningau Prayitno de 28 años de edad, residente de una isla en Indonesia y ya ha vivido varias experiencias algo anormales a lo largo de su corta vida.

cierto día se encontraba caminando, de casualidad pasó por un cementerio y se percató de que dentro había una gata un tanto especial sentada junto a una lápida. Ver esto le partió el corazón.

Al día siguiente el joven pasó por el cementerio nuevamente y escuchó un triste maullido. Allí se encontraba esta gatita, reposando sobre la misma lápida, lejos de la……..

comida y el agua que el le había dejado. A Keli se le ocurrió  prepararle más comida pero esta vez intentó dejársela un poco más cerca. Cuando pudo ver un poco mejor a la gata, notó que no era callejera.

La primera vez que se encontró con este gato, el joven creyó que el felino vivía ahí. Como parecía tener hambre, le proporcionó algo de comida y agua y luego siguió caminando.

 


Exactamente lo mismo hizo al día siguiente. En última instancia, la gata dejó que Keli la acariciará y fue ahí cuando el muchacho decidió adoptar al animal.

A peras de lo que kelly hizo por este animal, el mismo seguía regresando a la tumba en cuestión diariamente, como si se sintiese atraído por una especie de poder. El joven se dispuso a desentramar que era lo que estaba sucediendo y luego de investigar un poco descubrió algo increíble.“Desde que la dueña de esta gata falleció, ella había ido todos los días a su tumba. No le importaba regresar a casa. Había permanecido allí cerca de un año entero, noche y día” cuenta Keli.


Seguramente esta gatita y su dueña deben haber sido las mejores amigas. Keli sigue cuidando del animal y este sigue con su luto. Realmente un gesto conmovedor de parte del animal, una demostración de lealtad absoluta hacia su antigua dueña y nos enseña que hasta un gatito muchas veces tiene mas amor que los humanos.

[/wpex]

Comentarios